Día 27 (9-7-15) Epílogo

Son las dos de la mañana y cojo mi avión para Moscú. Después de unas 8 horas de viaje llego y son las 5 y algo. Cojo el avión a Madrid a las 7 y llego a Madrid a las 11 después de 5 horas. Estoy haciendo bien las cuentas, que conste. Tengo que esperar dos horas a coger mi ave a Zaragoza. En torno a las dos y media llego a casa. Todo acaba aquí. Veo que, tras unas 12 horas de trabajo actualizando el blog, la aplicación de WordPress ha decidido que todas mis entradas están en blanco. Así que me niego a completarlas. Lo siento mucho.
Bueno, en realidad, todo empieza aquí de nuevo. Por lo pronto tengo un plan fantástico para el fin de semana: me voy al BBK Live, pero eso es ya otra historia.
Reconozco que no he podido mantener el nivel del blog que marqué con mi primera etapa en Rusia. Pero es que joder, es que no hay nada como Rusia. Tan salvaje. Tan cafre. Tan bizarro. Tan wtf. Adoraba el ambiente de Rusia. Adoraba despertarme en Rusia y quedar a la espera de que algo pasase. Tenía un material de primera sobre el que escribir.
La gente de Mongolia eran buena gente, quizá la mejor, su tierra era su tesoro. Merece la pena ir mínimo 3 semanas, en caso de querer ver una parte aceptable de Mongolia. De todo lo que he visto, es la parte que más me ha sabido a poco. Una semana para ver Mongolia es ridículo. Volveré pronto.
Me quedo con la vista de sus interminables praderas, de la sensación de ir con la hippy van surcando las praderas para ver que hay detrás de la siguiente colina. Las expectativas que tenía eran altas, pero es que quedaron ampliamente superadas.
La gente de China me ha gustado bastante menos en términos generales. Quizá haya más choque de culturas, o quizá no haya pasado el tiempo suficiente ahí, pero lo cierto es que no me gusta como se comportan. Nada que ver con el comportamiento exquisito de los japoneses e incluso coreanos. La ciudad de Pekin me gusta fundamentalmente en cuanto a ambientillo, es una ciudad viva, sobre todo de cara a la tarde-noche.

Además, debo anotar varias reflexiones.
La primera es respecto a mi duda sobre si estaba capacitado para hacer esto en solitario. Hace 5 años no lo hubiera estado. Hace un mes ya lo estaba, sólo que todavía no lo sabía. No es excesivamente difícil, pero tampoco es asequible a ningún nivel, al menos si quieres hacerlo por tu cuenta y en solitario. Ir en grupo cambia la experiencia, pero la hace mucho más asequible, sobre todo a nivel psicológico. No obstante, me siento como un mero principiante al lado de gente con la que me encuentro. Hay gente que le echa muchos cojones.
Segundo, no sabía si era una buena o mala idea. Sospechaba que era una buena idea, sólo que le tenía un cierto respeto, quizá excesivo. Uno no sabe el valor de una idea hasta que la lleva a cabo. Ahora sé que era una buena idea. Volver con más ganas de vivir. No me malinterpretéis: siempre se pueden tener más ganas de vivir. Siempre.
Uno siempre tiene que hacer alguna pequeña locura de vez en cuando para no dejar de seguir cuerdo.
Tercero, animo a hacer un viaje de este tipo a cualquiera que pueda permitírselo, sobre todo me refiero a circunstancias personales. En cuanto a lo económico he de decir que he superado mi presupuesto inicial (entre otras cosas por alguna cagada), pero es bastante barato (para lo que te llevas a cambio). Conozco a gente que se ha fundido lo mismo en una semana en Ibiza o en dos semanas en la playa. Eso sí que es ridículo.
Por último, dar las gracias a todos los que me habéis acompañado en este viaje. Yo también he disfrutado haciéndoos saber de mí. En principio la idea era de escribir el blog por Piter, ya que lo menos que podía hacer era hacerle vivir de algún modo lo que le tenía que haber tocado vivir a él. No obstante, agradezco igualmente a todos los que me han estado siguiendo a lo largo de este último mes, bien preocupados por mi estado, o bien a modo de entretenimiento. Mi idea era que la gente me siguiera sólo a modo de entretenimiento. Obviamente con el tema del boca a boca se me ha terminado yendo todo un poco de las manos.
Bueno, se cierra una pequeñita etapa para empezar otra mucho más grande.
Aquí no encontraréis mentiras, pero, por supuesto, tampoco encontraréis toda la verdad.
Ah, y sobre todo, recordar siempre que
.
.
.
.
.

Lo mejor está por llegar.

Graciasssss!!!!!!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s